Adentrados en el Otoño

En algunos lugares del mundo se puede sentir, respirar y ver el Otoño. Ayer estuve en uno de ellos, un bosque de Castaños. La excursión fue bastante curiosa e inesperada, empezando porque creíamos que íbamos a un lugar y nos equivocamos dejando el coche donde no debíamos, nuestro camino fue mas largo de lo esperado, pero valió la pena.

Unos primos me invitaron a pasar el día con ellos y yo al igual que ellos tenia la idea de una caminata, algunas fotos y después comer algo cerca de allí, pero en realidad nos esperaba mas aventura de lo imaginado. Llegamos donde suponíamos era el castañar nos estacionamos y empezamos a caminar, durante varios kilometros no encontrábamos el lugar y pocas señalizaciones, lo que nos hacia pensar lo peor, estábamos perdidos y no teníamos ni mapa, por suerte encontramos un camino de tierra el cual nos dio esperanzas de ir en la dirección correcta. Conseguimos encontrar un lugar con señal para el teléfono y ubicarnos, aunque lo que nos dijo el movil no era lo que queríamos ver, estábamos por lo menos a 3 kilometros del destino final. Durante el camino nos planteábamos si volver al coche y buscar el camino correcto o seguir andando infinitamente…jejeje….y eso hicimos.

Seguimos caminando, pero ahora con rumbo real por lo menos eso nos animaba. Después de dos horas de caminata después de haber dejado el coche, llegamos a donde originalmente teníamos que habernos estacionado para subir al castañar, es decir, apenas empezaba la excursión original y ya estábamos cansados y hambrientos.

Entramos a una parte del bosque donde dejamos de ver y oler pinos verdes, y nos encontramos con una alfombra rojiza debajo de nuestros pies, con arboles que apenas pintaban unas hojas, parecía que habíamos llegado tarde a todo, pero no era así. Perdernos para llegar al bosque nos dio la mejor luz del día para tomar estas fotos, el atardecer intensifico los colores de estos castaños casi invernales y sus hojas tiradas por el suelo. Era como estar en un bosque de cuento, arboles creciendo en un mismo tronco, un árbol llamado “el abuelo” con un corazón formado de su corteza, solo nos faltaban pequeños duendes danzando por ahí para completar el bosque encantado. Estando ahí nos olvidamos del hambre y de la caminata por un rato.

Al acabar de recorrer una parte del bosque, decidimos regresar al coche; pronto caería la tarde y no sabíamos cuanto tiempo tardaríamos de vuelta. Escogimos otro camino, este era todo carretera pero por lo menos parecía mas seguro que ir por el bosque. Mientras bajábamos por la carretera escuchábamos sonar cencerros y algún ruido animal, pensábamos que eran vacas. Entre risas comentábamos que si fueran toros correríamos sin piedad, olvidándonos de las tres horas caminadas antes. En un momento del camino vimos no tan lejos lo que a mi me parecían toros, aunque mi primo insistió en convencerme de que eran vacas y yo preferí creerle. “Las vacas” no estaban cercadas ni nada, en realidad estaban sueltas por el monte y por la carretera,de esto nos dimos cuenta cuando nos encontramos con ellos de frente, oficialmente eran toros y nuestra única opción era pasar a su lado. En realidad no corrimos al contrario pasamos tranquilamente sorteándolos, (con unos nervios y adrenalina por dentro), manteniendo las distancias hasta donde podíamos y sin quitarles ojo de encima. Pasados los bichos mis primos iban metros mas adelante muertos de risa pensando que la ilusa de mí no me había dado cuenta de que eran toros, pero sí, me di cuenta y me empece a reír con ellos.

Seguimos caminando y lo único que veíamos eran coches pasar, siempre tendríamos la opción de pedir ayuda si veíamos que nunca llegábamos a nuestro coche, pero después de casi otras dos horas llegamos. Lo que tenia que ser una pequeña visita de hora y media, se convirtió en una excursión de mas de 4 horas. Llegamos al pueblo y comimos donde encontramos, mas bien merendamos, pero fue una bonita experiencia entre hojas y toros. Eso si el año que viene intentaremos volver antes de que se caigan las hojas y estacionando en el lugar correcto!

Anuncios

Si quieres decirme algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s